?

Log in

No account? Create an account
D/H

Un blog, algunas reflexiones

Bueno, pues yo venía aquí a hablar de Glee. Lo habría puesto en la comunidad de la serie, pero como es un post bastante crítico, pensé que era mejor subirlo aquí, a mi LJ personal. El caso es que ya hace algún tiempo, cuando estaban con la trama de las salidas del armario de Santana y de Karofsky, sentí que había algo inherentemente erróneo en todo ese planteamiento, pero no conseguí saber qué era con exactitud. Como además Ryan Murphy es gay y yo no, me daba cierto pudor salir y decir "no, así no se hacen las cosas".

Sin embargo, me he encontrado hoy casualmente con un blog en el que una pareja gay comenta series, entre ellas Glee, y el último post que escribieron sobre esa serie, con el cual anunciaban que ya no iban a seguirla más, era precisamente a raíz del capi de Karofsky. Y leyendo las razones que esgrimen para criticar ese tratamiento de la homosexualidad he tenido la sensación de que estaban plasmando mis pensamientos con las palabras correctas.

http://www.tomandlorenzo.com/2012/02/glee-on-my-way.html

Aquí tenéis el post, en inglés, por si alguien quiere leerlo. En resumen dice que describir tres salidas del armario en un año, cada una más negativa que la anterior, es un mensaje pésimo. Ni en los 90 los gays eran nobles enfermos del SIDA ni en esta década son las pobres víctimas de los acosadores escolares. Porque sí, claro, los gays y lesbianas adolescentes pueden sufrir acoso en el instituto, igual que muchos otros chavales, pero eso no es todo lo que son. Y cualquier escena de Blaine y Kurt besándose y siendo felices es un millón de veces más positiva y eficaz de cara a normalizar la situación que todo ese angst mal llevado de la serie.

(Esa es la razón, por cierto, de que tan pocos fics míos hablen de los prejuicios hacia los homosexuales. No porque no sepa hablar de ellos, no porque me "molesten" para crear mi mundo de arcoiris y unicornios rosas. Es que quiero contar las típicas historias que normalmente protagonizan heterosexuales. Limitarse a contar cómo sufren por ser gays sería como si las únicas películas protagonizadas por mujeres hablaran de violencia doméstica, de machismo. Y no, por supuesto que hay que hablar de esas cosas también, pero que no me quiten a mi Ripley, a mi Xena, a mi Scully, a mis chicas de Once upon a time. Sabemos que nosotras somos mucho más que víctimas del patriarcado. Los gays también. Son soldados, son médicos, son abogados, viven vidas aburridas o emocionantes o ambas cosas, escalan montañas, hacen y son un millón de cosas de las que también hay que hablar).

Dejando a un lado Glee, este blog hace los análisis más asombrosos de la ropa que se lleva en Mad Men. Aunque a veces los vestuarios de una serie me llaman mucho la atención -MM, GoT, Downton Abbey- no hago nada más excepto mirarlos. Y sin embargo, leyendo todos esos análisis te das cuenta de la inmensa cantidad de información que transmiten esos vestidos. Me ha encantado leer, por ejemplo, que pensaban que Joan, cuya silueta es muy de los 50, pudiera quedar obsoleta en los 60, con Twiggy y compañía como modelos. Y sin embargo, en el capi en el que Greg vuelve de Vietnam, se emocionan al darse cuenta de que por supuesto Joan iba a saber escoger a la mejor fuente de inspiración posible para ella: la Elizabeth Taylor de la época y piden disculpas por no haber confiado en Joan XDD En el capi en el que Joan va a la oficina a ver si es verdad que quieren sustituirla, va de rojo, mientras que las otras secretarias llevan colores más claros y discretos. Curiosamente, la única que lleva un color parecido al de Joan es Megan, y en ese post comentaban la posibilidad de que eso, unido a los comentarios admirativos que Joan y Don se dedicaban en ese capi, pudiera indicar un romance en ciernes. Ya veremos si aciertan, jeje. Pero en cualquier caso, es interesante ver cómo funciona.

Comments

Como siempre señorita Helena, dando al clavo.

No es un secreto para nadie lo mucho que me gusta Dave Karofsky como personaje en Glee. Creo que pudo haber sido un gran personaje que tumbará los estereotipos tipos en los cae Glee. Pero el pésimo tratamiento que le dieron a su historia con Kurt, jodió la serie en muchos sentidos.

Glee no era una serie políticamente correcta, no nació para mostrar algo, era una comedia. Recuerdo muy bien algo que escribiste en la segunda temporada cuando Sue le hornea a Beiste unas galletas de excremento de perro: Glee no se toma en serio.

Pero en algún momento a alguien se le ocurrió tocar tramas serias pero sin llegar al fondo. Que deprimente es ver que un chico intente suicidarse y luego no aparezca más en la serie. Que horrible es que alguien de tu familia te repudie y luego no se toque más ese punto. No te hablo de sexualidad, te hablo de cosas que pasan. Un chico puede atentar a su vida por algo más que ser gay, alguien de tu familia te puede repudiar por al más que ser lesbiana.

Ser homosexual o hetero es sólo una parte de lo que eres y no lo que te define como persona.

Glee debió seguir siendo una comedia. Tal vez con un atleta en el armario y lidiando con ello. Tal vez con una chica encontrando el amor en otra chica. No lo sé.

Pero tanto estereotipo, tanta adoración, tanta mala decisión se refleja hoy en lo que es Glee. Un hibrido raro entre el drama, comedia y el ridículo. Espero que mejore para la cuarta temporada.

Y en cuanto a Mad Men. Te he leído tanto hablando de ella que quiero verla. Seguro en verano empezaré con ella.

Te agradezco mucho tus recomendaciones, tanto de series como de libros.

Un abrazote.


Yo creo que si Glee hubiera seguido como empezó, como una comedia absurda, como unos Simpson humanos, habría sido mucho mejor. El intento de suicidio fue una barbaridad desde el pdv de la coherencia interna de la serie, aunque claro, esta serie no sabe lo que es la coherencia interna ni aunque esta se suba a un escenario y le cante una canción. Pero una serie que por un lado tiene a Sue y sus burradas y por otro, un intento de suicidio como el de Dave, es una serie esquizofrénica que no sabe lo que quiere ser.

Mad Men es para mí la mejor serie que hay ahora mismo en la televisión (aunque en mi corazón está empatada con Juego de Tronos). Y ahora que pienso las dos series tienen algo en común, porque te introducen en mundos idealizados -la Edad Media de fantasía, con sus dragones, sus princesas, sus caballeros y la glamourosa década de los cincuenta con sus familias perfectas y sus vestidos llenos de color- y de repente te los destrozan y te dicen: esta es toda la mierda que hay debajo del cliché.

Si te animas a verla ya me contarás ^^
Me intimida tanto comentario largo porque en realidad lo que yo tengo que decir es más bien poco xD

Solo que tras haber leído tu post estoy de acuerdo sobre lo que se está convirtiendo glee.

Yo dejé de ver la serie cuando Finn le pidió matrimonio a Rachel. WTF? Mi cara fue épica.
Me han llenado de tantas incoherencias, tantos mareos con los personajes, tanto drama excesivo... y es una lástima, porque la primera temporada era de lo mejor.
Pero como he leído por aquí arriba, parece estar pasando lo mismo que en Los Simpsons, que con el paso de las temporadas se desinfla.
Echo de menos los números musicales pero prefiero verlos en Youtube por separado a tragarme una serie con una trama que me tiene exasperada.

"Que horrible es que alguien de tu familia te repudie y luego no se toque más ese punto." THIS.

Un beso :)
Hacen falta más personajes como Omar de The Wire y menos como Karofsky. Incluso en Los Sopranos tocaron el tema de la homofobia con más madurez que, según leo (porque hace mucho que no sigo la serie), lo ha hecho Glee, ¡y ahí a Vito Spadafore lo asesinaban por su orientación sexual!
Omar... Recuerdo que la primera vez que lo vi con un chico, ese novio al que matan, se notaba ya que realmente lo quería, que no era una relación de poder ^^ Y sí, es un chaval que no se esconde, que no pide disculpas y que no está dispuesto a aguantar tonterías de nadie. Grande.

El problema no es contar la historia de un Karofsky, porque esas cosas pasan. El problema es contarla en una serie como Glee, que nació para ser otra cosa, y cuando además ya nos ha explicado dos veces que salir del armario puede ser duro. Y contarla mal. Era como si no se pudiera evitar que pasaran esas cosas, ahí estaba San Kurt diciéndole que todo mejoraría y que podría ser como un hetero cuando fuera mayor, casarse, adoptar un niño y vivir en una bonita casa. Nada de mostrar a los adultos tratando de resolver ese asunto, no. Eso le quitaría melodramatismo a la escena. Nada de mostrar a compañeros de Karofsky demostrándole su apoyo. Regodeémonos en el victimismo. Y claro, les explota en la cara.

Jack Harkness también es un buen ejemplo, aunque él se folle básicamente a todo lo que se deje, sea animal, vegetal o mineral XD O los chicos gays de Spartacus. Me gustaría a mí ver a uno de esos niñatos de Glee metiéndose con Barca XDD

"Como además Ryan Murphy es gay y yo no, me daba cierto pudor salir y decir "no, así no se hacen las cosas"."
Ay, Helena, si en este país la gente solo hablara de las cosas que sabe de primera mano habría un silencio atronador. xDDDD

Yendo al tema, yo no sigo Glee, así que no puedo juzgar del todo (por ejemplo, no sé si tanto angst pega o no con el estilo habitual de la serie), pero leyéndote me suena familiar. No es que no se puedan hacer buenos dramas sobre ese (u otros) temas, pero es verdad que si lo que se quiere es transmitir una imagen de normalidad, de que no pasa nada... entonces eso es precisamente lo que tienes que reflejar en las obras de ficción. xD
Nunca en la vida pensé que la podría citar como un buen ejemplo de nada, pero es que hasta en la infumable serie de Cassandra Clare tratan el tema mejor; y lo tratan mejor, básicamente, no tratándolo apenas: sale un secundario, un chaval gay de 17 o 18 años, que está preocupado por no contárselo a nadie porque sus padres son más que conservadores, y luego sale otro personaje que es brujo de tropecientos mil años y ojos de gato, que tb es gay. Pero lo importante aquí es que la característica de ser gay apenas necesita alguna frase de vez en cuando para el primer personaje, y absolutamente ninguna para el segundo. La importancia para la trama (en la medida en que ese horror de libros tenía trama, quiero decir xD) de ambos personajes residía en sus habilidades, en lo que escogían hacer o no hacer. Que fueran gay o no era una característica más (a un personaje le causaba más preocupaciones que al otro, pero eso era todo), no algo que los definiera, y menos como víctimas (eran los dos unos patea culos de cuidado).

Y por el otro lado, está un libro de Orson Scott Card, Pájaro Cantor. Es un libro precioso, melancólico y poético pero tan, tan triste, que solo he sido capaz de leerlo una vez (lo cual es muy raro tratándose de mí). Pero a pesar de sus buenas cualidades (está infinitamente mejor escrito que los otros, para empezar, y la trama es infinitamente más compleja, también) el modo en que trata el tema gay me rechina profundamente. Curiosamente, ha sido alabado por todo lo contrario, por acercarse al tema con la mente abierta y con amabilidad. Y es que, en la superficie, todo es maravilloso: hay varios personajes que se reconocen gays o bisexuales, hay otros personajes que los apoyan y que no ven nada malo o extraño en ello, etc. Pero en la práctica, en la trama, todos y cada uno de los personajes masculinos que se dejaron llevar y decideron hacer algo físico con otro hombre lo pagan caro (luego te enteras de que el autor es mormón y ya te cuadran las cosas xD), algunos con un resultado fatal. ¿Así que con cual de los dos mensajes me quedo? Porque lo que el autor está diciendo, tanto si lo sabe como si no, es "no hay nada intrínsecamente malo en que te gusten otros chicos, pero más te vale no hacer nada al respecto porque acabarás fatal".

Así que, por contradictorio que pueda parecer, creo que beneficia mucho más un personaje gay tratado de un modo totalmente normal y sencillo, sin angst, que unos dramones del quince. Con lo primero estás señalando lo evidente, que es normal, con lo segundo lo estás marcando como alguien diferente, un extraño que está destinado a llevar una vida difícil.

Sobre la ropa de las series, es una pasada cómo lo analizan todo, y la chicha que le sacan a los detalles más nimios. O_O Yo me creía la mar de inteligente por haber notado alguna cosilla que otra xD pero ahora veo que soy una pardilla. En realidad, es un método muy útil, porque aunque no nos demos cuenta, todo eso de los estilos y los colores son cosas que tenemos muy interiorizadas, aunque ni lo sepamos, y es algo que pueden utilizar para "manipularnos" para que empaticemos con uno u odiemos al otro.

PD: le he echado un ojo al blog, y cuando le dicen al actor que hace de Don que cubrir la línea de su mandíbula con una barba es como recubrir de papel pintado la Capilla Sixtina, no supe si aplaudirles o atragantarme de risa. xD Es totalmente cierto, que ese hombre se tape la cara es un pecado.
Jaja, ya, en eso soy una rara avis XDD

Glee empezó como una serie al estilo Los Simpson, pero con humanos, era ese estilo de humor en el que pasaban cosas exageradas o inverosímiles y todos las aceptaban como normales (por ejemplo, que la profe de mi icon le cocinara a otra galletas de caca de perro o que una tipa acabe siendo la enfermera del colegio sin ninguna cualificación y empiece a darles anfetas -creo que eran anfetas, drogas en cualquier caso- a los alumnos). Lo que pasa es que el batallón de lo Políticamente Correcto empezó a dar por culo y Murphy empezó a hacerles caso y a tratar en serio cosas que por supuesto eran tan serias que era una OFENSA MORTAL tratarlas como comedia, véase acoso escolar, homofobia etc. Y ahí empezó a degenerar a toda velocidad. Y ahora en un capi tienes a una profesora casándose consigo misma y en el siguiente igual un chaval trata de suicidarse por culpa de la homofobia de sus compañeros. A veces tienes de las dos cosas incluso dentro del mismo capítulo. Horroroso.

Y sí, por lo de los libros que comentas, no es que haya que presentar un mundo color de rosa donde a todo el mundo le parece bien, y tampoco es que haya que dejar de hablar de los problemas a los que se enfrentan los homosexuales. Pero hay que abrir más el abanico. Necesitamos más cosas como Torchwood, The Wire, Spartacus.

Respecto a la ropa, sí, en parte mucha información la absorbemos sin darnos cuenta. Estoy segura, si pienso sobre ello, de que mi cerebro sí ha hecho la conexión entre el amarillo de la ropa de Megan y su optimismo, lo que pasa es que lo hice de manera subconsciente. Es muy intreresante.

Qué razón tienen, si ese hombre es de lo más guapo que he visto en mi vida. Debería haber un canal de televisión sólo para él en plan show de Truman. Hasta verlo doblar calcetines sería fascinante <3

(Anonymous)

Magali

Ame este post, porque la verdad ya estoy bastante podrida de Glee. Amo a Chris Colfer y solo sigo mirando la serie por su maravillosa actuación (a veces la miro a medias, solo espero sus partes en Tumblr) La serie tiene tb una doble moral importante, no tratan a las parejas heteros igual que a las gays, digo... Finchel se besa unas 3 veces por episodio, pero Klaine no comparte un besos desde el episodio 5! No los muestran como una pareja y los censuran, ya que en The first time es sabido que cortaron dos escenas bastante "hot" (la del auto y la del sexo explicito) Glee se volvió demasiado comercial, están mas interesados en ganas dinero con los covers que en contar una buena historia y en no molestar a los haters, y eso se ve reflejados en la constante perdida de audiencia. Creo que la gente lo sigue mirando porque esta muy encariñada con los actores... Esperemos que para la cuarta cambien algo ya que dicen q planean algo "revolucionario"

Re: Magali

Para ser justos, esa doble moral de la que hablas debe venir desde arriba, piensa que es algo que sucede en prácticamente todas las series (donde en la inmensa mayoría ni siquiera hay personajes gays). Igual han pactado con la cadena que sólo pueden enseñar tres besos no heteros por temporada (esas cosas pasan) y los dosifican.

Glee ha perdido el rumbo, se ha vuelto un desastre. Lo que pasa es que eso, les tenemos cariño a muchos personajes y si somos slashers, es una de nuestras pocas oportunidades de disfrutar de un poco de lo que nos gusta ^^

Y ya veremos qué pasa con ese plan revolucionario, no les tengo ya mucha fe -_-!