?

Log in

No account? Create an account
D/H

MdT 4

Capitulazo del Ministerio del Tiempo.



[Spoiler (click to open)]
Por un lado tenemos la misión temporal. Nuestros héroes deben salvar de morir a la hoguera al rabino que le confió  a la reina Isabel lo de  las  puertas del tiempo. El rabino va a ser juzgado y condenado nada más y nada menos que por Torquemada,  quien resulta ser el hijo de Ernesto. (Y como está  interpretado  por el mismo actor, yo pensabaque Ernesto era el propio Gran Inquisidor). Además, tienen un problema al estilo del día de la marmota, siempre que cruzan la puerta van  al mismo día. Total,  que lo intentan con  bulas papales, con indultos de  la reina Isabel en  plan crossover y nada, que  no lo  consiguen. Al final, Ernesto se hace pasar  por su hijo y libera al rabino, pero Torquemada aparece y lo manda apresar. Alonso se lo curra que te cagas y  va al rescate con una Harley Davidson.

Por otro  lado  tenemos  a Amelia, quien como recordaremos, había decidido que la mejor  manera de  mantener en secreto  la existencia  del  ministerio era escribir un diario  con sus aventuras. Por supuesto, la madre lo termina encontrando, pero por  suerte ella y su marido deciden que la niña les ha salido novelista, eso es todo,  no que ha perdido el  juicio. Eso  hace que la  madre intente con más ahínco encontrarle un marido, así que Amelia sale con que ya tiene un pretendiente. ¿Y quién va a hacer de  pretendiente? Pues Julián. La primera cena sale  un poco mal, pero la segunda va mejor. Julián les cuenta que quiere casarse con Amelia,  pero que se va a ir a Cuba de médico militar durante unos años: estando "comprometida",  Amelia queda  libre de la presión de su madre  por casarla. (El  padre, por cierto, estaba encantado con  Julián, incluso antes de que éste le salvara la vida cuando se atraganta en  la cena).                

Buenos toques de humor durante todo el capítulo, especialmente lo del la retablet XD La escena final, con Alonso y  Ernesto cruzándose Castilla a lomos de la Harley no tiene precio. Muy grande tb  el "estupendo" que resume la opinión de Julián sobre la alternancia política entre Cánovas y Sagasta. Y todo el asunto de Ernesto y su hijo ha estado muy bien llevado. El diálogo entre ambos en la celda es un poco trillado, pero Juan Gea hace un papelón.


Reflexión paradójico-temporal: si  el  tiempo  transcurre al  otro lado de las puertas (excepto la que lleva al día de la muerte del rabino), eso quiere decir que en realidad no puedes regresar al mismo tiempo. Eso no encaja con lo del tipo que siempre iba a ver el mismo partido de fútbol.  O el  tiempo pasa al otro lado de la puerta (por eso  Amelia puede hacer vida normal) o no  pasa (y por eso ese tipo ha visto quince veces la misma final de fútbol). Pero todo a la  vez no puede  ser,  ¿no?

Comments

Jeje, a mí me pasó al revés que a ti: en el primer capítulo me chirrió que los oficiales del Ministerio les dijeran que las puertas "avanzaban" en el tiempo al mismo ritmo que "nuestro" tiempo y luego el conserje le soltara a Julián lo de ver el partido una vez tras otra. En teoría, si una hora pasa igual a ambos lados de la puerta, al conserje le sería imposible. Le di el voto de confianza de que se explicaría de algún modo más adelante.

Ahora asumo que la puerta del partido también está en bucle, arrancando una y otra vez en el mismo día. Si un día el conserje se despista y la pierde, tendrá que volver por la puerta más cercana (asumiendo que haya una a pocos días o meses, si no, está apañado xDDD).

Esto me gusta porque abre muchas posibilidades: quizás la mayoría de las puertas están "sintonizadas" a una escala de 1:1, por así decirlo (una hora hacia adelante en un lado se corresponde con una hora hacia adelante en el otro), pero no tiene por qué ser así: unas están en bucle, "reseteándose" cada pocas horas (o días, o...), en otras el tiempo podría correr a otro ritmo (un día a un lado de la puerta podría equivaler a dos horas al otro lado, o a un mes, o a medio año), o incluso en otra dirección (avanzar una hora a este lado de la puerta podría implicar retrocederla al otro lado, por ejemplo). Pero bueno, me lío yo sola y a lo mejor no llega a pasar nada de todo esto.

Yo también pensé que Ernesto iba a ser Torquemada, pero mejor así, tiene más sentido que sea el padre: da la impresión de que Ernesto lleva la tira en el Ministerio, tendría que haber envejecido.

Muy bien el capi en general, me gustó mucho. Pero si el rey del anterior fue Velázquez, esta vez fue Alonso el que se robó todo el episodio. Impagable. xD

PD: estaría majo que dentro de 5 años Amelia se cansara de su doble vida en su tiempo y fingiera su muerte para poder vivir en el "presente" sin dar explicaciones. xD Me cuadran tanto el "marido" como la "muerte". Lo único que no encaja (de momento) es la hija.

PD2: lo de Amelia la niña rica "rara" y demasiado culta para su familia (y su padre el comprensivo) me recordó un poco a Helena Justina y su familia. Pero solo eso.

PD3: Oh, vuelvo a dejar múltiples postdatas. Pero a mí me gustaría dejarlas en otro sitio (codazo, codazo, guiño, guiño, qué poco sutil soy xDDDDD)
No sé, imagino que sí, que hay puertas en las que pasa el tiempo, como la de Amelia y otras en el que no, como la del rabino o el partido, pero me parece a mí que lo que pasa de verdad es que no lo han pensado demasiado bien XDD

La sorpresa de Ernesto y su relación con Torquemada estuvo muy bien. Ten hijos para esto, qué despago XD

Si te soy sincera me olí que Alonso acabaría llevando la moto a la Edad Media cuando hablaron de lo de las dos horas a caballo y tal. Este capi lo vi un poco previsible, veía venir las cosas tres escenas antes de que sucedieran.

PD:La niña siempre podría ir a vivir a "América" con su padre, si es Julián: es decir, a nuestro tiempo. Los padres probablemente no esperarían volver a verla en años. Pero no sé, ya veremos, porque puede ser cualquier cosa.

PD: Jaja, un poco sí.

PD3: Pronto, pronto, jeje... La verdad es que saber que hay gente esperándola con ganas me ha dado muchos ánimos a lo largo del camino ^^