?

Log in

No account? Create an account
D/H

Seguro que Lincoln conoce alguna anécdota sobre un gladiador y un peluche

Qué grande es Spartacus. La tercera temporada ya ha comenzado y promete tantas emociones, intrigas, gore y sexo como las anteriores. Pocas caras nuevas de momento en el bando de Spartacus, pero en el lado romano ya hemos conocido a Craso y a su hijo, Tiberius, que parece tal cual salido de una serie de instituto. Un yogurín. El nuevo Spartacus sigue sin emocionarme tanto como el viejo, pero los otros son unos cielines y la verdad es que da un poco de pena verlos, sabiendo cómo va a acabar todo.

spartacus-war-of-the-damned-detras-de-las-escenas-original
Los cielines

Cambiando de tema, el otro día vi Ted (la de Mark Whalberg y un oso de peluche) y muy poco después, la última de los teleñecos. Me quedé a cuadros: ¡eran prácticamente la misma trama! En Ted, la novia del chico está preocupada porque piensa que la relación de éste con el oso está perjudicando su relación con ella, termina planteando un ultimatum, él la elige a ella, pero más tarde ella se da cuenta de que el oso es importante para los dos. En la de los Muppets, la novia del chico está preocuSpada porque piensa que la relación de éste con su hermano teleñeco está perjudicando su relación con ella, termina planteando un ultimatum, él la elige a ella, pero más tarde ella se da cuenta de que el hermano y el rollo de los teleñecos es importante para él. Vale, sí, luego las películas tienen otras tramas, pero la dinámica en el trío protagonista es la misma. Este es un esquema que se representa bastante a menudo. No me gusta mucho, por cierto. Y no es casualidad que ninguna de las dos pelis pase el test de Bechdel (a no ser que el pseudoPiggy de los Teleñecos sea una mujer, la verdad es que no me quedó claro).

También vi Lincoln. Me hizo mucha gracia que Spielberg la publicitara como su película más europea. Se referirá a los europeos que hayan estudiado el sistema político de los EEUU durante la guerra de Secesión porque para los demás es una película en la que sabemos que están pasando cosas muy gordas, pero no tenemos muy claro del qué. Es decir, si esos representantes demócratas han perdido su puesto, ¿por qué siguen ahí? ¿Y quién es toda esa gente? Y menos mal que gracias a mi Escarlata yo ya sabía que en aquella época los republicanos eran mucho más progresistas que los demócratas, si no, aún lo habría flipado más. En fin, en el lado positivo, DDL y TLJ están que se salen. Eso sí, esta peli me confirma que Lincoln era un cansino. Cuando era una cría y veía Norte y Sur, Lincoln me ponía nerviosa porque cuando salía siempre se ponía a contar alguna batallita, pero visto que aquí hace lo mismo, está claro que no era un defecto de la serie, es que el tipo era así. Y claro, el cabroncete se aprovechaba de que a ver quién era el guapo que le pedía al presi de los EEUU que se callara de una vez. Suerte tuvieron de que no le dio por ser uno de esos del Club de la Comedia. Test de Bechdel: Pues no recuerdo si la señora Lincoln llega a hablar con su criada/dama de compañía/whatever, creo que no. 

Comments

Míralos, qué cara de amor tienen todos. Yo es que no entiendo por qué escapan los romanos. ^^

LOL Crasso se pasó un pelín. A ver, todos hemos tenido ganas alguna vez de tomarla con algún profesor, pero él lo ha llevado un poco demasiado lejos. xD
El nuevo Sparty es que no emociona como el de antes, pero los guionistas bien que se han dado cuenta, porque ahora la serie es mucho más coral (bien, perfecto, ahora me los acabo de imaginar en plan musical; minuto de silencio por mis neuronas).

Es que es una idea muy repetida. Y sí, la chica SIEMPRE acaba comprendiendo que el oso o el teleñeco (o los colegas, o el hobby raro, o lo que sea) es importante y blablablá y todos felices, pero a mí tampoco me gusta. Porque ahí lo importante no es que al final se queden los tres felices, sino que escoja a la chica y que la chica, una vez que ve que es, efectivamente, lo primero y más mejor para su amado, entonces comprenda que no quiere cambiar a su amorcito etc etc.
La única excepción que se me ocurre es la de hace unos cuantos capis de HIMYM, cuando Victoria hizo elegir a Ted entre ella y Robin y Ted la mandó a paseo (que, oye, no es exactamente lo mismo, pero se parece).
(Por cierto, en la vida real dudo mucho que ese enfoque funcione. Desde luego, a mí si alguien intenta hacerme elegir entre una persona y otra, tengo claro que me quedo con la que no me obliga a elegir).

Ahora me va a dar miedo verme la de Lincoln, a ver si no voy a entender nada. xD
a ver qué tal este segundo capi, que aún no lo he visto. Y sí, está bien que la serie se haya vuelto más coral.

Sí, he visto ya esa dinámica en otras pelis o series o tal y siempre me cabrea. Puede parecer feminista, pero no lo es, para nada. Aparte de estar gastado ya, que casi es peor.

Lo veo más como una elección entre la inmadurez y la madurez que entre dos personas. Pero sí, la realidad funciona de otra manera.

Jaja, se entiende lo que pasa, aunque sea por encima. Es como cuando ves ciencia-ficción y sueltan: "Oh, no, el motor warp tiene una biofluctuación en su tecnocondensador". Lo que importa es saber que eso es malo XD